dimecres, 6 de febrer de 2013

Día Mundial Contra la Mutilación Genital Femenina

No voy a entrar en el dolor, ni en el altísimo riesgo de infección, ni en las lágrimas, ni en el número de muertes que provoca esta práctica aberrante e inhumanda sin sentido. 

No voy a nombrar lo que eso supone para el cuerpo, ni lo que se les roba a esas niñas.


Ni siquiera voy a entrar en el juego de insultar ni de enfadarme con ninguno de eso seres que hacen tanto y tanto daño.

Voy a entrar en la necesidad de la lucha, en la necesidad de mantener la mirada aún cuando las lágrimas te nublen la vista, en la necesidad de hablar sobre esto y mostrarlo al mundo. Aunque sea feo y no guste. Aunque duela.

Porque la feminidad y el feminismo significan unión, significan empatía. Porque lo que a esas niñas les hacen me lo hacen a mí, porque su dolor es el mío y su sangre también.

Porque no quiero un futuro en el que tenga que explicarle a mis hijas el motivo de los llantos y la mirada de miedo de esas niñas. 


Porque no quiero ni una lágrima más, ni una mirada de miedo más. Porque no quiero ni una gota de sangre violenta derramada del cuerpo de ninguna mujer.

Porque todas estaremos mutiladas mientras no detengamos esta barbarie. 


Paremos de sangrar, cerremos las heridas.


0 paraules:

Publica un comentari a l'entrada

Deixa la teva paraula...

 
body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/animal33.ANI);} emoticonos